¿Cuál es la prevalencia del colon irritable?

¿Qué tan común es el colon irritable?

La prevalencia de este trastorno intestinal oscila entre el 5-15%, en dependencia de los criterios empleados para el diagnóstico.

El colon irritable explica el 10-15% de las consultas de atención primaria y, entre el 25-30% de los pacientes derivados a las consultas de gastroenterología.

Estas cifras son el resultado de estudios basados en un “diagnóstico positivo” basado en síntomas1.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Existen factores de riesgo que te hacen más susceptible de padecer de colon irritable.
Ciertamente cualquier persona puede sufrir de este trastorno intestinal, pero, es dos veces más común en mujeres que en hombres. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es menos probable que comience en personas mayores de 50 años. Además, factores como tener un familiar con colon irritable, antecedentes de eventos estresantes, aumentan la probabilidad de desarrollar este síndrome2.

Características

Se caracteriza por molestias abdominales, hinchazón y defecación alterada en ausencia de anomalías físicas, radiológicas o de laboratorio identificables que indiquen enfermedad gastrointestinal orgánica.

Los síntomas del colon irritable varían de persona a persona y varían de leves a graves3

Causas del Colon irritable

El Colon irritable es un trastorno multifactorial. Hasta el momento no existe una causa bien definida ni un agente etiológico único. Es una alteración a la que puede aplicarse un enfoque biopsicosocial a causa de los múltiples factores que participan en su desarrollo. Con objeto de simplificar las diversas teorías, éstas se dividen en: trastornos de la motilidad, hipersensibilidad visceral y el concepto del eje cerebro-intestino, inflamación de la pared intestinal, y factores psicológicos2.

¿Cómo combatir este trastorno intestinal?

Alimentación

La función de los alimentos en el colon irritable es controversial. En la práctica clínica es frecuente encontrar que los pacientes informan intolerancia a algunos alimentos, casi siempre aquellos con alto contenido graso, picantes o con lácteos4.

Fibra

Aunque a menudo los médicos recomiendan aumentar la cantidad de fibra en la dieta para el tratamiento del colon irritable, la evidencia que apoya esta recomendación no es sustancial.

Se debe tener especial cuidado al consumirla, estudios apoyarían la recomendación del uso de la fibra, concretamente soluble, que en el paciente con síndrome de intestino irritable ha demostrado mejora de su sintomatología5.

Probióticos

Los probióticos actúan en este trastorno intestinal mediante modificación del balance de citocinas inflamatorias y antiinflamatorias, modulación de la liberación de sales biliares en el colon, cambios en la microbiota intestinal residente y alteración de la motilidad.

La formulación y concentración de bacterias son diferentes entre los estudios clínicos, lo mismo que sus resultados4.

Referencias bibliográficas

  1. Mearin F. Síndrome de intestine irritable. En: Ponce J, Castells T, Gomollón F, Esteve M, Martín de Argila C, Molero X, Vázquez Sequeiros E, eds. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas, 3.ª edición. Elsevier España. Barcelona, 2011:155-66.
  2. Ferri FF. Irritable bowel syndrome. In: Ferri FF, ed. Ferri’s Clinical Advisor 2019. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:798-801.
  3. Efectivo BD, Chey WD. Irritable bowel syndrome: an evidence-based approach to diagnosis. Aliment Pharmacol Ther. 19 (12): 1235-45.
  4. Rafael Castañeda-Sepúlveda. Irritable bowel síndrome. Vol. 12. Núm. 46.
  5. Rosalía Sánchez Almaraz, María Martín Fuentes, Samara Palma Milla, Bricia López Plaza, Laura M. Bermejo López y Carmen Gómez Candela. Indicaciones de diferentes tipos de fibra en distintas patologías. Nutr Hosp. 2015;31(6):2372-2383.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *