¿La hormona de la felicidad y el colon irritable?

De muchos es conocido que la salud del hombre es un proceso complejo sustentado sobre la base de un equilibrio entre factores biopsicosociales. Lograr que el hombre se adapte a su medio implica la mantención de la adecuada sincronización de las funciones de los sistemas de su organismo y en caso del surgimiento de un desbalance, esta adaptación depende del restablecimiento de ese equilibrio1.

Sistema nervioso y colon irritable

Evidencias científicas actuales, cada vez más numerosas sobre el colon irritable ponen en relación aspectos psicológicos, inmunes y la microbiota intestinal.

La Psiconeuroinmunología, estudia la correlación entre el sistema nervioso central, el comportamiento y el sistema inmune, podría explicar los mecanismos fisiopatológicos por los que coexisten frecuentemente síntomas intestinales y desórdenes psicológicos y psiquiátricos, ya sea depresión, somatización, ansiedad en personas con colon irritable.

Las posibles interacciones entre todos los factores implicados en este proceso, ya sea psicología, hipersensibilidad visceral, inmunología, sistema inmunológico intestinal, microbiota intestinal y probióticos, podrían entenderse y explicarse desde el ámbito de esta disciplina2.

¿Qué es la Psiconeuroinmunología?

Es la ciencia que estudia los mecanismos de la comunicación bidireccional entre los sistemas neuroendocrino e inmune. Donde se establece la relación entre la mente y el cuerpo.

Desde tiempos remotos se conoce que el estado de ánimo, así como las influencias del medio pueden afectar su salud1.

La relación con la serotonina

La serotonina es fundamental para la modulación de la conducta social, las emociones y una gran cantidad de funciones fisiológicas. La función de los sistemas serotonérgicos se ha conservado a lo largo de la escala evolutiva y, en general, números pequeños de neuronas inervan prácticamente todo el Sistema Nervioso.

Por otro lado, los niveles de triptófano, substrato para la biosíntesis de la serotonina, están muy disminuidos en pacientes con síntomas de colon irritable. Teniendo más probabilidad de sufrir depresión o ansiedad3.

La serotonina y el colon irritable

La serotonina es un neurotransmisor importante en el sistema nervioso central y entérico. En el intestino, regula la secreción, motilidad y sensibilidad; en el sistema nervioso central, modula el estado de ánimo, la cognición y el sueño. Los problemas neuropsiquiátricos han sido atribuidos a demasiada o a muy poca serotonina.

La mayor parte de la serotonina en el organismo se encuentra en el tracto gastrointestinal (95%). Los estudios han demostrado que los pacientes con colon irritable tienen bajas concentraciones de serotonina.

En este sentido, la función de transporte de la serotonina está reducida en los pacientes con colon irritable.

La serotonina es un importante modulador del eje cerebro-intestino. Que puede proporcionar un posible vínculo entre el colon irritable y su alta comorbilidad con trastornos psiquiátricos, en los que una deficiencia de serotonina a nivel central parece jugar un papel causal1.

Referencias bibliográficas

  1. Martha Fors López, Lic. Mariela Quesada Vilaseca y Dr. Daniel Peña Amador. La Psiconeuroinmunología, una nueva ciencia en el tratamiento de enfermedades. Revisión bibliográfica. Rev Cubana Invest Biomed 1999;18(1):49-53
  2. Juan José Sebastián Domingo, Beatriz Sebastián Sánchez. Psiconeuroinmunología en el síndrome del intestino irritable. Gastroenterología y Hepatología. Vol. 38. Núm. 7. Páginas 413-416. 
  3. Citlali Trueta, Montserrat G Cercós. Regulación de la liberación de serotonina en distintos compartimientos neuronales. Salud Mental 2012;35:435-443.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *